La R.F.E.K. otorga el 7º Dan a Carlos Fernández

El pasado 30 de noviembre, en la ciudad de Sevilla, con motivo de la celebración de los XXXIX Campeonatos de España de Karate Cadete-Junior y Sub21, la Real Federación Española de Karate hizo entrega del grado de 7º Dan a Carlos Fernández.

El Presidente de la Federación, Antonio Moreno, y su Director técnico, Pedro Egea —único organismo con la potestad de otorgar tan alta distinción en el arte de la mano vacía—, comunicaron la noticia a nuestro apreciado maestro tras dar su aprobación en la Junta de Gobierno de la R.F.E.K. el pasado mes de octubre.

El honor de recibir el 7º Dan supone el reconocimiento a más de 35 años de práctica, con una infatigable dedicación a la docencia, la organización de eventos y la difusión del karate.

Le damos nuestra más sincera enhorabuena por este nuevo y merecido grado que nos llena a todos de orgullo.

¡Felicidades, Maestro!

Por qué karate infantil

Según el diccionario de la Real Academia de Lengua Española, la palabra deporte significa: “Actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas”, mientras que la palabra arte, viene a significar: “Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos”. Si contamos con que el Karate-do se engloba entre las artes marciales japonesas quiere decir que el contesto donde nacieron estas artes hace siglos y la intención creativa de los maestros que las crearon, fueron diametralmente opuestos al concepto actual de la competición. Empiezo diciendo que no soy contrario al Karate competitivo, pero que si tengo mis dudas de su utilidad para los niños, si su enseñanza se basa en esos fundamentos, es decir, hay niños que no compiten pero en los gimnasios donde se les enseña los métodos de formación giran alrededor de la competición, este es el problema, no es ir a competir sino centrar la práctica a su alrededor. Como digo, el arte es una expresión personal plástica, por lo tanto, depende de nuestro físico y nuestra personalidad, en definitiva de nuestro ser único y diferente a todos, que hace que esa expresión sea de una forma o de otra, con lo que los niños sin supuestas habilidades físicas no cuentan en los lugares donde se trata de forma primordial la competición.

Cuando se contacta con verdaderos maestros de karate do, de la talla del Maestro Mabuni Kenei, ( 10º Dan y actual Soke de nuestro estilo), uno se da cuenta de que la práctica del Karate do es una herramienta educativa y espiritual de un valor extraordinario, y que transciende al hecho de ganar o perder en un campeonato, uno se da cuenta de que para nuestros niños y para su formación personal su práctica le reportara beneficios que le ayudaran para manejar las difíciles situaciones que se le presentaran en la vida.

Además de lo útil que puede ser como método de defensa personal, el Kárate do es una de las artes más completas física y mentalmente a los que puedes apuntar a tus hijos. Los niños y las niñas se divierten mientras aprenden disciplina, tolerancia y respeto y fomentan su desarrollo óseo y muscular.

En cuanto a los beneficios de este arte marcial, pueden destacarse, tanto a nivel físico como psíquico, los siguientes:

- Mejora la coordinación psicomotriz.
- Desarrolla las destrezas, los reflejos y las reacciones.
- Descarga energía.
- Enseña educación, disciplina y respeto a todo el que nos rodea.
- Favorece el aumento de la concentración.
- Ayuda al niño a conocerse más y controlarse a sí mismo.
- Enseña valores fundamentales como la tolerancia y la responsabilidad.
- Genera la confianza de los niños en sí mismos.
- Desarrolla la fuerza, el equilibrio, la velocidad y la flexibilidad.

Francisco J. Delgado